Bizcocho de calabacín y cobertura de chocolate sin gluten

1 hora

fácil

8 porciones

¡Cuánto tiempo! Es lo que tiene el verano 😀 Esperamos que estéis disfrutando de las vacaciones. Nosotros continuamos agrupando recetas de postres sin gluten, y hoy os traemos un rico bizcocho calabacín y cobertura de chocolate.

Sin reseñas

Ingredientes

Raciones obtenidas
300 g de calabacín rallado sin piel
125 ml de aceite de girasol
200 gr de azúcar
100 gr de harina de arroz
50 gr de maizena
50 gr de cacao puro en polvo o Nesquik
2 cucharaditas rasas de levadura (nosotros usamos la de la marca Hacendado)
1 cucharadita de extracto de vainilla
Una pizca de sal
1 huevo batido
Para la cobertura
200 gr de agua
2 cucharadas rasas de Maicena
250 gr de chocolate troceado

Indicaciones

1.

Preparamos el horno

Antes que nada precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo. Untamos un molde o fuente, si es de silicona mejor, con mantequilla o aceite.
Marcar como completado
2.

Mezclamos los ingredientes

Rallamos el calabacín sin piel y lo incorporamos a un recipiente amplio para mezclar el resto de ingredientes. Posteriormente vamos agregando el resto de ingredientes de la elaboración del bizcocho a dicho recipiente. Nosotros siempre optamos por tamizar las harinas, levadura, cacao, etc.
Una vez tengamos todos los ingredientes en el recipiente, mezclamos con una cuchara de madera hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
Marcar como completado
3.

Al horno

Vertemos en el molde y metemos en el horno durante unos 25 minutos aproximadamente, aunque es recomendable ir mirándolo de vez en cuando y comprobando como esta con un pincho de brocheta.
Una vez esté hecho, lo sacamos y dejamos enfriar.
Marcar como completado
4.

Nos ponemos con la cobertura

Mientras enfría, vamos elaborando la cobertura de chocolate que es muy sencilla. En un cazo incorporamos el agua con la maizena, y la diluimos. Una vez esté disuelta lo ponemos a fuego medio y vamos añadiendo el chocolate troceado. Vamos removiendo hasta que el chocolate se funda y la maizena comience a espesar. Así hasta alcanzar un espesor de cobertura deseado.
Cuando el bizcocho haya enfriado, vertemos la cobertura por encima y dejamos reposar unos minutos. Después frigorífico durante al menos 30 minutos. ¡Y listo!
Marcar como completado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *